1 de agosto de 2018

NAVALUENGA - RELAX Y PASEOS




Este fin de semana hemos estado en Navaluenga, destino totalmente recomendable y a una distancia perfecta de Madrid para una escapadita y huir un poco del estrés de la ciudad.

Se tarda poco más de una hora en coche y estás en plena naturaleza nada más y nada menos que con la Sierra de Gredos al fondo.

Nos hemos alojado en un fantástico hotel que se llama El Hotelito.

El hotel es precioso y muy acogedor, nos hemos sentido como en casa. Y lo más importante 100% dogfriendly.

Cuando llegamos los primero que nos dijeron es "¿y el perrete?" Con eso lo digo todo.



COSITAS PARA VER

El pueblo es pequeño, se ve bastante rápido. La parte más bonita es la del Puente Románico. Aquí hay unas piscinas naturales con muy buena pinta pero como os podéis imaginar, de acceso prohibido para los perros.



Importante a tener en cuenta: el pueblo tiene mucha afluencia de gente, imagino que en plena época de baño más, por lo que es complicado para pasear con perros a los que les cuesten los niños, bicis y demás. Con Bor, la verdad, es que no tenemos problemas y hemos podido estar tomando una caña en la terraza de La Tabernilla, donde ponen unas señoras tapas con cada cerveza. En el hotel nos comentaron que en este mismo bar está permitido entrar con el perro.


Personalmente creo que el principal encanto son las tranquilas caminatas que puedes pegarte por allí con el perro y si se quiere algo más grande, Gredos está a unos 50km.


Para los paseos, podéis preguntar en el hotel que os informan de todo perfectamente y os pueden dar algún planito para orientaros. Es aconsejable que preguntéis porque es una zona con mucho coto de caza y mucho pastoreo con perros no siempre amigables y hay que tener precaución con dónde soltar al perrete para no tener un disgusto.


Siguiendo una de estas indicaciones hemos llegado hasta un sitio precioso. Aquí tenéis el track para el GPS con las indicaciones de cómo llegar: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8174210

El paisaje de otoño me ha encantado. El gordo ha podido ir suelto y se ha podido bañar tranquilamente en esta zona.

A tener en cuenta: hay bastantes pinchos en esta zona por lo que conviene revisar las pezuñas después de estar corriendo por aquí.


En definitiva, fantástico fin de semana.

¡Gracias Cotorras por el regalazo!





No hay comentarios:

Publicar un comentario